Disfrutar de un café

Actualmente no todos tenemos la posibilidad de disfrutar de un café en una cafetería.

En España se sirve en el 90% de las cafeterías, por lo bajo, un producto o café de calidad media/baja. Esto es algo que no muchos sabemos debido a la falta de información y el exceso de ambición. Por regla general, nadie se para a pensar en la calidad del café que está consumiendo. Esto deriva en una capacidad de aprovechamiento por parte del hostelero muy grande, aprovechamiento de la ignorancia.

Hoy por hoy, si se le pregunta a personas al azar acerca de lo que es el café o cual es su percepción de este, su sabor, si le gusta… las respuestas suelen ser de desconocimiento acompañadas de su típico:

“El café es amargo, tengo que echarle siempre azúcar sino, me sabe a rayos”

No es exagerado, es literal lo que escribo. Entiendo cada una de esas respuestas cada vez que me urge la curiosidad de probar un espresso en una cafetería corriente. El café que se ofrece suele ser una mezcla 80%-20%, 70%-30% de café arábica y robusta. En otros casos son cafés 100% arábica pero de una calidad totalmente discutible. Personalmente me da rabia el ver que si, por ejemplo, se le pregunta a un frutero por su producto, lo conoce; si se le pregunta a cualquier profesional acerca del producto que trabaja lo conoce, y sin embargo, preguntamos en cualquier cafetería acerca del café que trabaja y no lo conoce. Bien, el por qué pasa esto es algo que interiormente me causa mucho desagrado, demasiado.

No apoyo la falta de interés por informar al cliente acerca de lo que se le ofrece pero aun así, maquiavélicamente  llego hasta a comprenderlo.

Lo que realmente me sobrepasa es que todo sea cuestión de riqueza, de dinero.

Que existan proveedores de café a gran escala que a día de hoy bonifiquen económicamente a ciertos clientes por su relevancia en el sector si contratan el consumo de su producto. ¿Lo entiendo? Cómo todo, si, tiene su lógica. Pero… me sobrepasa. No entiendo que hay en la mente de un profesional que pasa por encima de su ética, del amor por su oficio, de ofrecer lo mejor a las personas que confían en él, por un puñado de euros.

¿Que pasa por la cabeza de todo aquel al que se le presta voluntariamente la posibilidad de saber lo que está haciendo y la declina?.

De esa voluntad de no querer “complicarse la vida” que tienen. De ese no querer saber manejar su máquina y su molino, todo gratuita y desinteresadamente por el simple hecho de ir logrando una mayor expansión de parte de la cultura del café. Ya me he topado con muchos desgraciadamente.

No pretendo que todo profesional trabaje bajo las directrices que yo considero cómo morales, pretendo que todos nosotros consigamos que cada uno de los establecimientos en los que se sirve café haya cómo mínimo, conocimiento de lo que vende y transparencia. De ahí en adelante, cada uno es libre de elegir la calidad que quiere ofrecer a sus clientes y de si quiere realmente que en su negocio se pueda disfrutar de un café.

AH!, por favor, no utilizar una posición o status alto para promocionar algo que realmente no vale la pena. GRACIAS  😉

Menos mal que poco a poco, y entre unos pocos, llegaremos a lograr que toda persona que quiera disfrutar de un café en España tenga la posibilidad de exigir una calidad mínima en lo que consume, que ya son horas.

El café para la sociedad

En 1583, Leonhard Rauwolf, un médico alemán recién llegado de un viaje de diez años por Oriente Medio, fue el primer occidental en describir el café:

“Una bebida tan negra como la tinta, útil contra numerosos males, en particular los males de estómago. Sus consumidores lo toman por la mañana, con toda franqueza, en una copa de porcelana que pasa de uno a otro y de la que cada uno toma un vaso lleno. Está formada por agua y el fruto de un arbusto llamado bunnu.”

El café llegó a Europa alrededor del año 1600 de mano de mercaderes venecianos. Desde que se consume café en el mundo, este ha sido un elemento bastante decisivo aun sin darnos cuenta. El momento en el que el café llega a Europa, las pestes obligaban en cierta manera a la sociedad a consumir cerveza en vez de agua por estar esta contaminada. Bajo este contexto, el café se convierte en la alternativa a la hora de hablar, compartir ideas e opiniones y socializar en Europa, fundándose así las cafeterías.

BCN-Cafe-Opera---dibujo-6

Gran parte de los gobernantes de el territorio europeo junto a la iglesia tuvo el deseo e incluso llegó a intentar prohibir el consumo de café en sus respectivos países. El por qué estaba claro: El café, al contrario que la cerveza, de alguna manera hacia que sus consumidores tuvieran una actitud cabal, inconformista… que ponía al estado entre las cuerdas a la hora de tomar decisiones que anteriormente con el consumo de cerveza hubieran sido más fáciles de “colar” al pueblo.

Algunos sacerdotes católicos lo llamaron «una amarga invención de Satanás», pues lo veían como un posible sustituto del vino, el cual, en su opinión, había sido santificado por Cristo. Sin embargo, según el libro “Coffee”, el papa Clemente VIII probó la bebida y al instante quedó cautivado. Para resolver el dilema religioso, bautizó simbólicamente el brebaje, y lo hizo así aceptable para los católicos.

Las cafeterías se convirtieron en los centros de reunión donde nacieron las ideas liberales, debido a la visita frecuente a esos lugares por parte de filósofos y letrados. En 1676, este movimiento incitó al fiscal del rey Carlos II de Inglaterra a pedir el cierre de las cafeterías, arguyendo crímenes de ofensa contra el propio rey y contra el reino. Las reacciones en contra de tal decisión fueron tales que el edicto de cierre debió revocarse. Los flujos de ideas alimentadas por el café modificaron profundamente al Reino Unido. Había más de dos mil cafeterías, según un registro del año 1700. La famosa compañía de seguros Lloyd’s of London fue en su origen una cafetería, fundada en 1688.fletcher3

 

 

 

 

 

 

En 1734 Johann Sebastian Bach compuso su célebre Cantata del café (BWV 211), en una de cuyas escenas una chica le pide a su padre que, si la castiga, no lo haga prohibiéndole beber el café. Y dice que, si se casa, su marido deberá permitirle beberlo.

El café estuvo prohibido en Rusia, con penas incluso de tortura y de mutilación. Si la policía zarista encontraba a alguna persona presa de una crisis nerviosa, se lo atribuía al café. Alcanzó su completa aceptabilidad social a partir del siglo XVIII. Gracias al él surgieron las primeras votaciones en la práctica, en una cafetería de Londres llamada “Cabeza de Turco”, donde se juntaban estudiosos de varios ámbitos para debatir acerca de los temas que les afectaban por aquellos tiempos. Para ello diseñaron un sistema de voto por papeleta, en urnas, los cuales al final de la votación se recontarían para saber cuantos de los presentes se inclinaban hacia una opinión u otra.

En EEUU el café llegó a ser un símbolo de liberación y de desarraigo de la Corona Inglesa. Inglaterra exportaba té a América donde lo expandía por sus colonias, haciendo de este poco a poco una de las bebidas más consumidas. En cierto momento los impuestos sobre el té de la corona inglesa y su “mal gobernar” influyeron directamente en que los ciudadanos de Boston planeasen y ejecutasen un motín contra el té inglés que importaban y desembarcaban en el puerto de la ciudad. Este motín se planeó en la cafetería “Dragón Verde”. Desde aquel momento el hecho se convirtió en un acontecimiento histórico muy conocido, “El motín de Boston”, y el café no tardó en ocupar el lugar del mencionado té. Pronto se convirtió en bebida nacional en los EEUU de América, donde se fundó en la época moderna la asociación conocida por casi todos nosotros: SCAA – Specialty Coffee Association of America.

scaa-logo-horizontal

vinilo-decorativo-taza-cafe-tonos-marron-1647

El café para la sociedad siempre ha sido un elemento que se convierte en un plus a la hora de intercambiar opiniones, debatir, hablar, en fin… socializar. Algo tienen esos lugares que hoy en día desprenden aroma a café, que nos incita a entrar a deleitarnos con su olor, su sabor, y con las conversaciones que surgen mientras uno lo consume.

 

 

Sabores en el café

Rueda de sabores en el café para catadores revisada por primera vez en más de 20 años

Uno de las instituciones más emblemáticas de la industria del café, la Asociación de Cafés Especiales, ha actualizado por primera vez en su historia de 21 años la rueda de sabores en el café. El fundamento de este trabajo es el producto de los  profesionales sensoriales, los científicos, los compradores de café y tostadores, un pilar es la Asociación de Cafés Especiales de América (SCAA). Estos son la pieza más grande y de mayor colaboración en la investigación sobre el sabor del café. La remodelada rueda de sabores en el café está inspirada en una nueva serie de palabras y de vocabulario para profesionales de la industria. Esta nueva herramienta innovadora cambiará la forma en que se piensa y se describe el sabor del café.

Catando sabores en el café
Catando sabores en el café

En 2009, SCAA llevó a cabo por primera vez un simposio en Atlanta, Georgia, con una delegación de más de 200 de los profesionales del café más influyentes y apasionados de la industria. Fue en este evento que, como industria, se plantaron las semillas para el establecimiento de una organización global dedicada exclusivamente a la investigación del café: Investigación del Café Mundial. Otra vez en Atlanta en la primavera, por lo que habría sido el octavo simposio, ahora se reconoce un recurso que refleja el duro trabajo y la colaboración de tantas personas y organizaciones por el bien de la industria.

En los años transcurridos desde su creación, se ha hecho un trabajo increíble hacia su visión, “Para crear una caja de herramientas de variedades de café, los recursos genéticos y las tecnologías que se acompañan, y difundirlas de manera estratégica y colaboración en la producción de los países para reducir las limitaciones actuales y futuras para el suministro en la cadena de cafés Arábica finas “. más recientemente, el trabajo que se ha desarrollado un léxico de sabores en el café que arroja una nueva luz sobre la forma en que se describen los atributos de sabor del café y cómo esto nos permite tomar decisiones sobre cómo (y dónde) ha sido el café cultivado.

SCAA Flavor Taster Wheel
Rueda de sabores en el café para catadores SCAA

Hace pocos años,  han estado trabajando para hacer frente al hecho de que nuestra industria necesita formar más científicos para investigar y entender el sabor del café. El protocolo SCAA cupping es una herramienta valiosa para comprender y evaluar la calidad del café en general, pero no es muy adecuado para el tipo de investigación científica que se busca hacer en el café. Por ejemplo, dos cafés podrían acumular 86 puntos pero sabor muy diferentes unos de otros. Con el fin de entender las causas y las influencias sabores particulares de café, tiene que haber una mejor herramienta para cuantificar lo que los sabores son en realidad, y su cuantificación. Lo que se llama “notas de sabor’-y lo que los científicos llaman” atributos de sabor “-en el café son especialmente importantes aquí.

Un enfoque de análisis sensorial descriptivo era la manera de abordar esta necesidad y mover hacia adelante la industria del café. A la vanguardia de la ciencia sensorial, este método utiliza profesionales especialmente entrenados sensorialmente y dedicados a la cata de cafés a ciegas contra un conjunto de sabores al que se hace referencia y comúnmente reconocido. Sabemos que tener un lenguaje común es fundamental para describir y determinar los sabores en el café, y eso es exactamente lo que se procura con el léxico de la rueda de sabores en el café. Para este esfuerzo, se trabajó con científicos sensoriales de la Universidad del Estado de Kansas y Texas A & M para desarrollar el léxico.

 

A la luz de esta nueva investigación, en SCAA vieron una gran oportunidad para revisar la rueda de sabores en el café. La fuerza de la investigación y la importancia de la idea de la lengua común en la investigación de café, dejaron claro que era fundamental revisar la rueda sabor SCAA para ser compatible con el léxico y traer una nueva herramienta para la industria del café. A pesar de que existe una fuerte coincidencia con la rueda sabor original de la SCAA, hay diferencias importantes.Sabores en el café 2

Para diseñar la nueva rueda de sabor, SCAA se embarcó en otro estudio de investigación innovadora, esta vez con el prestigioso Departamento de Ciencia y Tecnología de Alimentos de la Universidad de California, Davis, para entender cómo los catadores de café asocian estos atributos de sabor entre sí. Mientras que la sensorial Lexicon identificó una lista de atributos de sabor del café, que no organizó como una rueda sabor.

La investigación realizada en la Universidad de California en Davis incluyó más de 70 catadores de café profesionales sensoriales que participaron en un análisis y en una gráfica de ejercicios de clasificación nunca antes utilizado en la investigación del café. También se realizó un análisis a escala multidimensional (MDS) para ayudar a visualizar donde los atributos de sabor están cerca uno de otro. Este potente análisis estadístico nos permitió dar sabor a los atributos de grupo en una jerarquía y presentarlos en niveles alrededor de una rueda.

El resultado fue sorprendente: ambos profesionales del café organizan los sabores léxico muy similarmente entre sí, resultado que da un alto nivel de confianza. Esta es la primera vez que un estudio de este tipo se ha utilizado para organizar los descriptores en una rueda de sabor,.

SCAA reconoce que otros recursos que ofrece requieren actualizaciones con el lanzamiento de la nueva rueda de sabor, y que el trabajo comienza ahora. No sería posible liberar todos estos recursos junto con la rueda de sabor, pero con el tiempo la nueva información será incorporado en las clases SCAA, manuales y otros recursos. Este será un proceso continuo, ya que se harán adiciones continuas en la rueda de sabor como el léxico se actualiza con atributos recién descubiertos. Además, la oportunidad de contribuir al descubrimiento de nuevos atributos estarán disponibles de manera continua. Todos los léxicos son documentos vivos, y este trabajo no termina con la liberación de la rueda revisada.

La publicación de la “Rueda de sabores SCAA” es la culminación de más de tres años de investigación científica y la colaboración dentro de la comunidad de cafés especiales. Decenas de investigadores científicos, expertos en análisis sensorial, catadores de café, tostadores y han colaborado en este proyecto, y es el resultado más convincente hasta ahora.

 

Fuente: artículo de Lily Kubota, Content and Communications Manager, SCAA del 19/01/2016