Cappuccino

Para todos aquellos a quienes no les sale el espresso como les gustaría, recomendado y necesario leer este post para poder hacer un buen cappuccino ya que la base….¡es un espresso!

Bien, he querido que sea el cappuccino la siguiente bebida en cuanto a la explicación sobre su elaboración. ¿Por qué?

En nuestro país, España, muchas son las fórmulas o maneras a la hora de confeccionar, o simplemente explicar como se hace. He llegado a probar el cappuccino que en mi opinión es el auténtico, y a parte de este, algún que otro modelo adaptado a los gustos (o no) del consumidor. Unos le añaden canela en polvo como último paso en su preparación, otros le añaden cacao, también en polvo, en un paso intermedio… y la verdad, personalmente, no creo que sea la fórmula más efectiva.

409402_238948712849656_1678141291_nEl auténtico cappuccino es tan sencillo como:

  • 1 espresso (25 ml de café en 25 segundos de extracción)
  • leche emulsionada o texturizada de manera que en el resultado final la bebida resulte en las siguientes proporciones: 1/5 parte de café respecto a la cantidad total de leche. Dicha leche proporcionada 50%-50% leche/crema de leche ¿A que es fácil?

La dificultad de elaborar el cappuccino viene dada en la técnica a la hora de la porcelanización de la leche que vamos a usar para que, en esa proporción 1/5, la mitad (en menor o mayor acierto) sea crema de leche texturizada y la otra mitad leche. Dicha crema debe ser lo más elástica posible, brillante, en mis palabras: “debe reflejar la luz a la perfección”. Cuando miramos un cappuccino y no somos capaces de observar burbujas o desniveles ni pequeños hundimientos en dicha crema, aun habiéndola removido, podemos afirmar que la bebida  que nos han servido nos va a causar una sensación en boca sin igual:

La continua mezcla, mientras lo bebemos, de leche con espresso más el tacto en paladar y lengua de una crema que está constantemente presente, desde el principio, hasta el final de la bebida. Uniformemente.

Esto solo se consigue perfeccionando la técnica tanto de elaboración del espresso (mencionado quizá de una manerá más técnica en otro de mis artículos) como la técnica de “cremado” de leche.

Una vez conseguido esto, podremos incluso aplicar el famoso Latte Art para darle un aspecto visual a nuestro cappuccino que consiga sorprender a los más escépticos. Muchas veces, el arte latte es la demostración del control absoluto en la elaboración de nuestro amado cappuccino.

 

 

 

Artículos similares:
ELABORA TU ESPRESSO
BEBIDAS CON CAFÉ
MANERAS DE PREPARAR NUESTRO CAFÉ

Café

Café solo espressonew-red-espresso-shot_1_09-e1263818731738

25 ml de café extraído durante 25 segundos.

 

 

Café cortado (Maquiato)maquiatto

Espresso con solo un poco de leche, una lágrima.

 

 

 

 


472024_305377839540076_81262827_o

 Café con leche (Caffe Latte)

Es la mezcla del café y leche a partes iguales, se sirve en una taza  mediana.

 

 

 

lattemaquiatto  Manchado (Latte Maquiato) 

 Mezcla de leche y una lágrima de café que mancha la bebida.

 

 

 

 

cafe_capuchino

  CapuccinoTípico de Italia, se elabora con crema de leche, sirviéndolo en  vaso o taza de cristal transparente se realza muchísimo su presentación.  Espresso al que se le añade dos partes de leche iguales al espresso cada una;  una en forma de leche y otra en crema (leche vaporizada)

 

 

 

b_coffee-black

 

Café americano
Café largo y poco concentrado, se suele utilizar en los desayunos, consiste en un café solo que se presenta en una taza grande acompañado de agua caliente para que el consumidor lo rebaje a su gusto.

 

my_carajillo_largeCarajillo

Se calienta una copa de brandy y se le prende fuego, añadiendo a continuación un  café espresso con el brandy encendido, se puede hacer con azúcar o sin azúcar, al  gusto del consumidor. Este café es mejor no decorarlo, los típicos tres granos de  café son molestos y es lo primero que se quita antes de tomarlo.

 

Café Vienés  

Café solo con nata montada, al servirlo lo acompañaremos de una pajita.

 

café escoces

 

Café Escocés
Es un café solo con helado de vainilla.
Irish coffee in a glass

 

Café Irlandés
En una copa de cristal ponemos una cucharada de azúcar moreno y whisky irlandés, se calienta con el vaporizador de la cafetera, una vez caliente, se añade un café espresso y nata semimontada. Para que la nata liquida se quede en la superficie y no se mezcle con el café se va añadiendo muy despacio sobre la parte convexa de una cucharilla de café, técnica de capeado.

 

Café turco
En un recipiente de cobre o en un cazo especial denominado “cafetera turca” se echa una taza y media de agua y se pone al fuego. Cuando este a punto de hervir, se añade café pulverizado y cuatro azucarillos. Se deja hervir tres veces, se retira del fuego añadiendo unas gotas de agua fría y se deja reposar para que el poso del café se deposite en el fondo del recipiente. Posteriormente se sirve en tazas pequeñas y acompañado de un vaso de agua. El resultado es un café muy negro y amargo.
bombon_2

 

Café bombón

En un vaso de cristal pequeño se hace un café espresso, añadiendo a continuación leche condensada, que por ser más pesada se ira al fondo, al servirlo se advertirán dos colores bien diferenciados. No se sirve con azúcar. Como proceso también es posible verter primero la leche condensada para luego extraer el espresso encima de ella.

xxl_jamaican_coffeeCafé Jamaicano

Se prepara en copa de café irlandés o en copa de agua. Se agrega una cucharada de azúcar moreno, una copa de Tia Maria, Kalua o cualquier licor de café bien caliente y a continuación se añade un café solo largo y muy caliente. Se añade nata a medio montar con la ayuda de una cucharilla y se termina espolvoreando ligeramente con café soluble.