Cappuccino

Para todos aquellos a quienes no les sale el espresso como les gustaría, recomendado y necesario leer este post para poder hacer un buen cappuccino ya que la base….¡es un espresso!

Bien, he querido que sea el cappuccino la siguiente bebida en cuanto a la explicación sobre su elaboración. ¿Por qué?

En nuestro país, España, muchas son las fórmulas o maneras a la hora de confeccionar, o simplemente explicar como se hace. He llegado a probar el cappuccino que en mi opinión es el auténtico, y a parte de este, algún que otro modelo adaptado a los gustos (o no) del consumidor. Unos le añaden canela en polvo como último paso en su preparación, otros le añaden cacao, también en polvo, en un paso intermedio… y la verdad, personalmente, no creo que sea la fórmula más efectiva.

409402_238948712849656_1678141291_nEl auténtico cappuccino es tan sencillo como:

  • 1 espresso (25 ml de café en 25 segundos de extracción)
  • leche emulsionada o texturizada de manera que en el resultado final la bebida resulte en las siguientes proporciones: 1/5 parte de café respecto a la cantidad total de leche. Dicha leche proporcionada 50%-50% leche/crema de leche ¿A que es fácil?

La dificultad de elaborar el cappuccino viene dada en la técnica a la hora de la porcelanización de la leche que vamos a usar para que, en esa proporción 1/5, la mitad (en menor o mayor acierto) sea crema de leche texturizada y la otra mitad leche. Dicha crema debe ser lo más elástica posible, brillante, en mis palabras: «debe reflejar la luz a la perfección». Cuando miramos un cappuccino y no somos capaces de observar burbujas o desniveles ni pequeños hundimientos en dicha crema, aun habiéndola removido, podemos afirmar que la bebida  que nos han servido nos va a causar una sensación en boca sin igual:

La continua mezcla, mientras lo bebemos, de leche con espresso más el tacto en paladar y lengua de una crema que está constantemente presente, desde el principio, hasta el final de la bebida. Uniformemente.

Esto solo se consigue perfeccionando la técnica tanto de elaboración del espresso (mencionado quizá de una manerá más técnica en otro de mis artículos) como la técnica de «cremado» de leche.

Una vez conseguido esto, podremos incluso aplicar el famoso Latte Art para darle un aspecto visual a nuestro cappuccino que consiga sorprender a los más escépticos. Muchas veces, el arte latte es la demostración del control absoluto en la elaboración de nuestro amado cappuccino.

 

 

 

Artículos similares:
ELABORA TU ESPRESSO
BEBIDAS CON CAFÉ
MANERAS DE PREPARAR NUESTRO CAFÉ

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *